VISITE NUESTRA AGENDA CON FRECUENCIA

Las noticias son actualizadas a diario



INSTITUTO DEL LIBRO Y LA LECTURA
INLEC DEL PERÚ

24 DE JUNIO

FIESTA DEL INTI RAYMI

PLAN LECTOR PLIEGOS DE LECTURA
EL AMARU, MITO DEL SOL Y DEL AGUA

Danilo Sánchez Lihón



1. La sequía
Hace mucho tiempo, sobre la tierra se abatió una gran sequía.
Como si todo estuviera condenado a desaparecer, ya no quedaban rastros de molles ni quinuales, ni siquiera del ichu que crece en los pajonales.
Perecieron plantas y yerbas de colinas y bajíos, y hasta los líquenes y musgos que se entretejen en las piedras se extinguieron bajo el sol implacable.
Los campos se cuartearon de sed.
En el lecho de antiguos ríos y estanques se abrieron grietas y desde allí se extendían las llanuras polvorientas.
Las piedras se caldeaban sin árboles que les den sombra.
Sobre la tierra parda, de guijarros menudos y cortantes, silbaba el viento.

2. El picaflor
Aún la flor del qantu, el arbusto sagrado que resiste y florece en la aridez y el estío, sintió cómo se marchitaban sus pétalos, luego sus hojas y después cómo se iban consumiendo sus raíces.
De ella sólo permanecía una rama con un capullo intacto, que poco a poco brotó entre los tallos retorcidos.
Al abrirse en flor, giró a lo lejos en dirección de la montaña venerable y, resistiéndose a morir, fue transformando sus pétalos en alas, su corola en pecho, las espinas de su tallo en plumas cordales.
Y del estambre amarillo-azul-rojo, sobresalió la fina cabeza de un picaflor que, agitándose en el aire, se desprendió dificultosamente de la planta que irremediablemente quedó calcinada.

Ver boletín completo
| INICIO |